Invertir de manera inteligente

ESTILO DE VIDA


Por: Las Riberas • 14-05-2020


Vivimos momentos de incertidumbre en el país que nos invitan a ser más cuidadosos en nuestras decisiones patrimoniales. Frente a una economía nacional que prácticamente está estancada y el crecimiento de la incertidumbre sobre el futuro económico por la desaceleración mundial, la pregunta que generalmente nos hacemos es: ¿En qué conviene invertir nuestro dinero?

Si bien las respuestas son múltiples y los riesgos variados, una opción segura para garantizar el valor de nuestro patrimonio son las inversiones inmobiliarias. Este tipo de inversiones garantiza que nuestro dinero está respaldado en un bien y además nos permite hacerlo crecer a través de su plusvalía. Claro, siempre y cuando escojamos una alternativa de manera inteligente.

¿A qué me refiero? Hermosillo es una ciudad que está por llegar al millón de habitantes y con ello entrar a la categoría de las grandes ciudades del país. Una tercera parte de su población está compuesta por jóvenes, donde 52 mil de ellos están estudiando en alguna de la vasta red de universidades locales. Además contamos con industrias en crecimiento, como la automotriz y la aeroespacial, y pertenecemos a la mega región Sonora-Arizona, una de las regiones con más futuro. Estamos en el lugar correcto porque todo apunta a una ciudad en constante crecimiento.


Todo ello es importante, pero no asegura por si mismo que todas las inversiones inmobiliarias tengan la oportunidad de ser exitosas. Por ello, al menos debemos de buscar las siguientes características para el destino de nuestra inversion inmobiliaria inteligente:

- Debe de ser una opción que esté ubicada en una zona en crecimiento. Las mejores inversiones inmobiliarias son aquellas que identificamos en la parte de la ciudad donde tenemos certeza que se desarrollará de forma armónica en los ámbitos residencial, comercial y en servicios públicos, respetando el medio ambiente y las características de la región.
- Tendría que ser una propiedad ligada a un proyecto ambicioso, innovador y sustentable. La propiedad destinada a nuestra inversión debe de tener futuro y atractivo por el concepto que propone y la garantía y seriedad del desarrollador que la maneja.
- Su valor de referencia debe ser basado en dólares. Este simple hecho garantiza que nuestra inversión no perderá competitividad ante algún vaivén de la economía.

Pero lo más importante es seleccionar un lugar donde nuestra familia disfrute y goce el placer de habitar en una comunidad que sea un ejemplo para la ciudad por el cuidado al medio ambiente, las amenidades que considera y el compromiso de quien la oferta. Merecemos vivir en una ciudad pujante y atractiva, en un lugar icónico por su propuesta de valor y su visión vibrante y humana.
Fácil, ¿No?

Marco Paz